¿Vas a alquilar un coche automático y nunca has conducido uno?

Que no cunda el pánico. En nuestra flota de coches y furgonetas, automáticos en su práctica totalidad, encontrarás el placer de la conducción automática. Para que disfrutes conduciendo y te podamos ofrecer un servicio de más calidad durante tus trayectos, te damos unos pequeños consejos que harán que tu experiencia en alquiler de coches sea más satisfactoria y puedas resolver algunas dudas en caso de tenerlas.

1. Usa el freno de mano cuando el coche esté en parado

Cuando se usa por primera vez la conducción automática, los conductores tendemos a cometer un pequeño error: usar la posición “P” como freno de mano cuando el coche no está en movimiento. Este pequeño detalle afecta al rendimiento del coche y a posibles averías prematuras, ya que, en realidad, estamos sometiendo a la transmisión a un peso que debería recaer en el propio freno de mano puesto que esa es su función. Por lo tanto, no olvides utilizar el freno de mano cuando alquiles un coche automático de nuestra flota. 

 

2. Cuidado con la caja de cambios 

Hay mucho debate sobre las diferentes posiciones de la caja de cambios cuando el coche está en marcha. Te planteamos las situaciones más comunes:

  • Si estás bajando una pendiente no pongas NUNCA el coche en la posición “N”. No sólo no se ahorra combustible, ya que en los motores actuales el suministro del combustible se corta y el coche sigue rodando, sino que además, la posición “N” es más insegura ante los imprevistos de la carretera.
  • Si vas a cambiar de modo de conducción, bajo ningún concepto lo hagas con el motor en marcha. Aparentemente puede parecer una obviedad, pero para los conductores más despistados o aquellos que utilizan los rent a car muy de vez en cuando, vale la pena recordarlo.
  • Si las paradas son más largas de 90 segundos, cambia a modo “N”. Si te encuentras en un atasco en el que la marcha te permite frenar y arrancar de manera más o menos seguida, olvídate de cambiar del modo “D” al “N” ya que la fuerza que ejercerá la directa estando parados durante un espacio corto de tiempo, es perfectamente soportable por parte de las cajas de cambio actuales.
  • Finalmente, sólo utiliza el modo “P” de parking cuando el coche esté totalmente parado.

3. Remolque sólo con plataforma para coches automáticos

Finalmente y aunque no queremos que sufras esta experiencia, en algún momento ya sea con vehículo propio o cuando alquilas un coche, puede que te tengan que remolcar. Cuando estás en los mandos de un coche de alquiler automático, o el tuyo propio debes poner el coche en punto muerto, como sucede en los coches manuales. Muchos conductores no conocen el procedimiento de poner en punto muerto un coche con caja de cambios automática, así que en ese caso es muy importante que la grúa que nos remolque sea de plataforma.

¿Tienes dudas? Puedes llamarnos al 900 104 842 o escribirnos por Facebook. Consulta nuestras oficinas.