La noche de San Juan, como todos sabemos, es la más corta del año. Además, es de las noches con más planes para hacer. En Barcelona encontramos numerosas tradiciones para cleebrar en la verbena de San Juan: fiestas en la calle, bailes con orquestas, cenas familiares, exhibiciones pirotécnicas, etc. Si estás en Barcelona o en una ciudad o pueblo cercano seguro que vas a pasar una gran noche.

El plan por excelencia y el más destacado de la verbena es ir a la playa. No suele ser muy habitual que a altas horas de la noche te encuentres gente en la playa cenando, bañándose, etc. Pero ten por seguro que si vas la noche del 23 de Junio te vas a encontrar la costa llena. Es el lugar favorito de los habitantes de Barcelona. Para todos aquellos que ya estéis cansados de hacer cada año el mismo plan playero, no sufráis, Barcelona también ofrece una gran cantidad de planes alternativos para disfrutar de la noche sin tener que pisar la playa.  

Las hogueras son otras de las protagonistas de la verbena en Barcelona. Uno de los elementos más vistosos y espectaculares. Cada año se encienden decenas de hogueras autorizadas por el Ayuntamiento, además de todos aquellos fuegos encendidos por decisión particular. Sea como sea, si caminas por la noche por cualquier pueblo o ciudad de Cataluña con más de una hoguera vas a cruzarte.

La verbena del 23 no es lo mismo sin la tradición de los petardos. Grandes o pequeños, potentes o sin peligro alguno, bombetas o bengalas, fuegos artificiales o cohetes, tracas o truenos. Sea lo que sea, es una de las tradiciones que más gustan, sobre todo a los más jóvenes. Es por eso que en fechas alrededor de la verbena empezaremos a ver puntos de venta, casitas y paraditas donde poder comprar petardos. Barcelona tiene una tradición muy arraigada a estos petardos, en especial a los fuegos artificiales, que durante la noche de San Juan no paran de aportar ruido y luminosidad al cielo.

Junto a estos planes populares, hay que añadir la tradición gastronómica: la coca de San Juan. Dicen que es el dulce popular que más ilusión hace de todo el año, junto con el Tortell de Reis. Sin escaparse de la clásica coca de San Juan, encontramos hoy en día muchos tipos diferentes como la de fruta confitada, de mazapán, de crema, de nata, de piñones, de chicharrones, de chocolate… En cualquiera de estas variedades es imprescindible acompañarlo con una copa de cava: otra de las tradiciones de la noche.

Barcelona está muy arraigada a todas estas tradiciones populares. Tantos planes que hacen de la verbena de San Juan una de las noches más especiales del año.